SPA          
 

Los spas son mini-piscinas, un recipiente en los que se realizan operaciones de hidromasaje y cuya agua se filtra y calienta continuamente como en una piscina tradicional.

La gama de hidromasaje abarca desde pequeñas bañeras para 1 o 2 personas hasta grandes spas fijos CON o SIN rebosadero, de medidas que llegan a superar los 3,50 m. y cuyas capacidades llegan hasta 12 personas. Estos grandes spas están destinados principalmente a locales públicos existiendo además una amplia gama de spas portables, con diferentes equipamientos, preparados especialmente para su uso privado.

Los spas se pueden contruir de diferentes formas. Aquellos ya prefabricados suelen ser generalmente de metacrilato de 5 mm. de espesor convenientemente reforzado y aislado térmicamente. Aunque también existe la posibilidad de hacerlos de obra, de la misma manera que las piscinas

 

Spa de obra integrado en piscina
Spa Prefabricado

 

Los spas con rebosadero limpian muy bien la superficie del agua al permitir eliminar fácilmente la espuma que se va acumulando en dicha superficie producida por el barboteo del agua al batir la grasa que se desprende de los usuarios.
Necesitan un depósito de compensación de unos 1000 litros de capacidad para recoger el agua que se desborda al entrar los usuarios en el spa, ya que el agua llena siempre totalmente el vaso del mismo.


Los spas fijos sin rebosadero limpian la superficie del agua a través de un skimer semejante a los que se instalan en la mayoría de piscinas. Presentan la ventaja de no necesitar depósito de compensación ya que el agua del spa no llega hasta el borde del vaso y la entrada de usuarios en el spa solo provoca una elevación del nivel del agua del mismo, pero sin desbordarse. Las medidas totales del spa son más pequeñas al no llevar rebosadero por lo que es más fácil entrarlos a su lugar de emplazamiento.


Los spas portables forman una unidad autoportante e independiente al estar montados en un soporte forrado con madera de cedro, que lleva incorporado en su interior todos los mecanismos para el perfecto funcionamiento y control del spa. Tienen una tapa térmica rígida para disminuir las pérdidas caloríficas, iluminación subacuática y un sistema de protección anticongelamiento que pone en marcha automáticamente la bomba de agua cuando la temperatura ambiente desciende de 4 ºC.. Están diseñados principalmente para su uso privado y sobretodo en aquellos casos en los que es importante poderlos trasladar fácilmente.

Su instalación y puesta en marcha es sumamente sencilla ya que solo es necesario llenarlos de agua y prever el vaciado.

Todos los spas, al igual que las piscinas, requieren de su propia maquinaria para filtrar y calentar el agua. Estos equipos se suelen suministrar en bloques compactos, ya preparados para su fácil instalación.

 

© Piscinas Saterga S.L.