CLIMATIZACION        
 

Gracias a la climatización de piscinas y spas podemos alargar el período de baño o incluso disfrutarlo durante todo el año.
Instalar un sistema de climatización para una piscina requiere de un estudio previo minucioso y preciso, que conviene realicen personas cualificadas, ya que se deben tener en cuenta toda una serie de factores:: instalación en interior o exterior, volumen de agua a calentar, temperatura del medio ambiente, temperaturas que deseamos conseguir, período de uso, etc. En función de todos ellos se deberá montar un sistema acorde a las necesidades, capaz de conseguir las calorías necesarias.
También hay que tener muy en cuenta la posibilidad de montar otros equipos adicionales que nos ayuden en el proceso. Véase Pool-Valet y Cubiertas automáticas a la derecha de esta misma página.

Actualmente, para calentar el agua de piscinas, se están aplicando los siguientes sistemas:

Energía solar. Este sistema es natural y ecológico, pero supone la necesidad de un espacio para ubicar las placas de células solares que, además de antiestéticas, son costosas de instalar. Con este sistema tan sólo se puede conseguir elevar algunos grados más la temperatura del agua, alargando los períodos de baño un par de meses, pero no mucho más. Puede ser interesante en piscinas ubicadas en el campo, sin posibilidad de acceso a otras formas de energía.

Caldera de calefacción. Con la misma caldera de calefacción a gasoil o gas con la que calentamos la vivienda, también podemos usarla para la piscina. Lógicamente la caldera debe estar sobredimensionada, ya preparada para producir la cantidad de calorías necesarias para alimentar la vivienda y la piscina., aunque también es posible montar una caldera independiente, sólo para el uso de la piscina. Simplemente realizando un by-pass en la tubería de retorno a la piscina, nos aseguramos que vamos a tener nuestra piscina caliente durante todo el año. Es un sistema muy aconsejable.

Intercambiador de calor. Se trata de una resistencia eléctrica de bajo coste con posibilidades limitadas. Su uso es más para pequeñas piscinas y spas.

Finalmente la bomba de calor, .cuyo principio de funcionamiento es similar a la de los frigoríficos y aire acondicionado. Puesto que es el sistema que consideramos más interesante, a continuación vamos a pasar a describirlo más detalladamente.

Funcionamiento de la bomba de calor:

Las bombas de calor para producen calefacción termodinámica mediante un ciclo de compresión de vapor, similar al que se usa en un frigorífico convencional, además de funcionar como un colector activo de energía solar. La eficiencia de una bomba de calor se expresa mediante el coeficiente de rendimiento (Coefficient of Performance o C.O.P.), el cual es simplemente la relación entre la producción de calor y la entrada de energía, expresándose ambas en kilovatios. Así, una bomba de calor que absorbe 1 kW de electricidad, y adquiere 4 kW de energía del aire, transmite 5 kW de calor al agua de la piscina, tiene un C.O.P. de 5:1.
Naturalmente, esta relación varía según la temperatura del agua y del aire ambiente. El proceso de funcionamiento se puede resumir como sigue:

  1. EL EVAPORADOR adquiere el calor del aire ambiente externo precalentado por el sol. Las bombas de calor para piscinas aspiran un gran volumen del aire externo y lo expulsan por las aletas del evaporador. Refrigerante líquido pasa por el evaporador a una temperatura bastante más baja que la temperatura ambiente. Como resultado, el calor del aire pasa al refrigerante causándole que evapore. Este vapor precalentado pasa ahora a
  2. EL COMPRESOR donde el refrigerante se le comprime y se le eleva a una temperatura mucha más alta. El vapor caliente pasa ahora a
  3. EL CONDENSADOR, que está rodeado por el agua de la piscina a una temperatura más baja, y la calienta. El refrigerante frío vuelve a su estado líquido original pero todavía a una presión alta mantenida por el compresor. Esta presión se libera pasando el líquido por
  4. LA VÁLVULA DE EXPANSIÓN de donde, a su presión normal, vuelve al evaporador y el ciclo recomienza.

Consideraciones previas a la ubicación.

  • Preparar una base firme y nivelada capaz de soportar el peso operativo de la unidad, en un suelo de madera, distribuyendo la carga.
  • Asegurar que no hay posibilidad de que se acumule agua debajo de la unidad; recomendamos instalar la unidad a una altura de 100mm sobre el nivel acabado del suelo, lo cual también ayuda el drenaje del condensado.
  • Dejar suficiente espacio libre para el acceso a los paneles de servicio de la unidad; recomendamos un mínimo de 5OOmm (véase los dibujos de instalación).
  • Todas las bombas Calorex han sido diseñadas para que sean lo más silenciosas posible, sin embargo, se debe considerar la posibilidad de ubicar la unidad de forma que se explota esta característica, es decir, orientar la entrada/salida para que estén paralelas al edificio ocupado.
  • Asegurar que residuos sueltos, como hojas, hierba, etcétera no puedan obstruir los filtros de entrada de aire ni las rejillas.
  • Si se piensa en una instalación extema, considerar la necesidad de construir alguna protección o construcción contra condiciones meteorológicas extremas.

 

© Piscinas Saterga S.L.